MONOGRÁFICOS LITERARIOS ANTES DE LAS VACACIONES

     Este curso escolar ha dado para mucho: hemos analizado poesía, hemos hecho debates interesantes, trabajamos comentarios críticos, hemos visto corrientes literarias y las hemos contrastado, hemos aprendido literatura y nos hemos divertido con ella. Ha sido un curso intenso pero muy productivo.      Nos vamos de vacaciones, pero antes de terminar los alumnos de Bachillerato han creado un monográfico sobre su parte literaria favorita y nos ha servido de repaso. En el caso de 1º de Bachillerrato B, Martín Dasilva habla del conflicto literario y personal entre Góngora y Quevedo;  Inés Sampayo, Manuel Limia, Pablo Blanco y Pablo Coello han hecho lo propio, pero esta vez el temas a elegir: el teatro del siglo XVII.     Os mostramos algunas fotos en donde se ve a los alumnos en su exposición.  Aún faltan algunos trabajos, por lo que no están todos los alumnos en estas fotografía. lo iremos ampliando conforme van realizando la exposición a lo largo de esta semana.   

Imagina... LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD por Sara González Calviño de 4º ESO

La felicidad, ese estado emocional transitorio a la vez que ansiado por la mayoría. Un término tan abstracto como diversamente interpretable, siempre presente en la concepción de un pasado, un presente y un futuro utópicos.
Dentro de cada mente, entre las divagaciones, los sueños, las metas o incluso las decepciones, se encuentra ese instinto humano que empuja a cada quien a la búsqueda incesable de una felicidad en ocasiones, aparentemente inalcanzable. El juego del escondite podría ser la mejor de las comparaciones con esta travesía. Todos hemos sido ese niño que en un abrir y cerrar de ojos ya no estaba rodeado de sus amigos y, tras una eterna cuenta atrás que en realidad tan solo duraba unos segundos, ha tenido que buscar sin pausa a sus compañeros que, en esta metáfora se traducirían por esos a veces imperceptibles detalles que esbozan una sonrisa en el rostro.
Crecer y avanzar. Caerse y levantarse. Respirar y continuar. Con el paso del tiempo es inevitable percatarse de que lo importante no es encontrar a los amigos si no jugar. Que el valor real no está en esos instantes de felicidad, sino en con quién los compartes.
 Sara González Calviño