IV edición del concurso “Jóvenes y Mayores”

La Región y la Fundación Dorzán convocan la IV edición del concurso “Jóvenes y Mayores” que tiene como objetivo: - Poner en valor la relación de los niños y jóvenes con sus abuelos o las “personas mayores” de su entorno. - Concienciar y sensibilizar a los niños respecto al tema de la vejez, el cuidado y atención que precisan los mayores. - Fomentar las relaciones constantes y regulares de los niños adolescentes con las personas mayores de su familia. - Reconocer y poner en valor las buenas prácticas para la integración de las personas mayores en la familia y en la sociedad. - Concienciar a los más jóvenes de que los abuelos son una parte fundamental del núcleo familiar. - Inculcar a los más jóvenes la importancia y conveniencia de mantener estrechos lazos con sus abuelos, que además de generar estímulos muy beneficiosos para ambas partes ayudan a consolidar y fortalecer las relaciones familiares. - Fomentar la creación y expresión artística o literaria de los alumnos El tema común de

El final de Sancho Panza y otras suertes. Andrés Trapiello

     El escritor Andrés Trapiello vuelve a dar vida a lo personajes del Quijote que ya había tratado antes  en  su novela “Al morir don Quijote”. Ahora retoma la historia con “El final de Sancho Panza”. En su anterior obra,  los lectores conocieron los sucesos que les ocurrieron a los personajes tras la triste muerte del protagonista. Vieron en qué estado quedaba la hacienda del hidalgo, en manos de un escribano sin escrúpulos, y fueron testigos de las cuitas amorosas de su sobrina Antonia, el desamparo del ama, las indecisiones de un siempre incombustible bachiller enfrentado a su familia y, sobre todo, el acabamiento físico y moral de Sancho Panza. En "El final de Sancho Panza", Trapiello lleva al escudero a las Indias, un peregrinaje que en el Siglo de Oro fue muy usual, tal como nos han legado las novelas picarescas.



     Al morir don Quijote, quedaron sus parientes y amigos, entre ellos Sancho y el bachiller Sansón Carrasco, su sobrina Antonia y el ama Quiteria, en el mayor desconsuelo y desconcierto. La muerte del caballero trajo a todos transformaciones asombrosas: aprendió a leer Sancho, que leyó su propia historia y la de don Quijote en los libros que publicó Cervantes, colgó sus hábitos el bachiller y se enamoró Antonia de él, llevando en su vientre al hijo de otro, y la vida en su aldea se estrechó tanto para los cuatro, que decidieron partir a las Indias, buscando fortuna y poner un poco de espacio al desamparo en que les dejó a todos la muerte de don Quijote.
Pero el camino emprendido se llenará de aventuras, no todas venturosas. Conocerán el mar, sus tormentas y corsarios, la ilusión de un paraíso y el temor de perderlo antes de alcanzarlo, prosperarán y fracasarán en cuanto emprendan, y verán cómo la vida nueva se entrelaza con la antigua, pues la sombra de don Quijote, y aun de Cervantes, y cuanto a uno y a otro sucedió, les seguirá hasta el Perú, con personajes que el lector del Quijote y de la vida de Cervantes conoce bien, y allí en las Indias la mayor parte de ellos acabarán sus vidas.

Es una historia que, como tantas vidas, sólo se puede resumir contándose entera, y donde el sentido se nos da en los grandes sucesos tanto como en los pequeños. Por eso la llamamos una novela.

 *FUENTE:

http://www.planetadelibros.com/el-final-de-sancho-panza-y-otras-suertes-libro-170572.html