MONOGRÁFICOS LITERARIOS ANTES DE LAS VACACIONES

     Este curso escolar ha dado para mucho: hemos analizado poesía, hemos hecho debates interesantes, trabajamos comentarios críticos, hemos visto corrientes literarias y las hemos contrastado, hemos aprendido literatura y nos hemos divertido con ella. Ha sido un curso intenso pero muy productivo.      Nos vamos de vacaciones, pero antes de terminar los alumnos de Bachillerato han creado un monográfico sobre su parte literaria favorita y nos ha servido de repaso. En el caso de 1º de Bachillerrato B, Martín Dasilva habla del conflicto literario y personal entre Góngora y Quevedo;  Inés Sampayo, Manuel Limia, Pablo Blanco y Pablo Coello han hecho lo propio, pero esta vez el temas a elegir: el teatro del siglo XVII.     Os mostramos algunas fotos en donde se ve a los alumnos en su exposición.  Aún faltan algunos trabajos, por lo que no están todos los alumnos en estas fotografía. lo iremos ampliando conforme van realizando la exposición a lo largo de esta semana.   

IMAGINA...vivir en un faro

Los chicos y chicas de 1º ESO nos han contado las ventajas y desventajas de vivir en un lugar tan curioso como un faro. Nos han sorprendido por su originalidad. Veamos aquí algunos ejemplos:


¿CUALES SERIAN LAS VENTAJAS Y LOS INCONVENIENTES DE PASAR TUS VACACIONES DE VERANO EN UN FARO?

JOSE PEREZ ATRIO 

Toda mi vida he veraneado en la costa, excepto algún viaje esporádico a Madrid.
Elegir un faro para las vacaciones puede tener sus inconvenientes. Es muy probable que haya que generar la corriente eléctrica, ya que suelen encontrarse en islas y esu suponeque hay que disponer de un generador eléctrico. Normalmente no tienen agua corriente. No todos los faros son inaccesibles pero la mayoria están alejados de la civilización. Hay que estar preparado para las tormentas y es muy probable que falte la luz.
Conozco el faro de la Isla de Ons, pasar allí las vacaciones puede resultar algo mas económico que en un hotel o en un apartamento.No hay normas básicas o no suelen ser tan rigurosos como en los hoteles. Suelen tener más tranquilidad porque no hay el continuo ir y venir de la gente.Es una opción muy buena para buscar la tranquilidad y relajación, es una alternativa de ocio y un estilo de vida basado en el aire libre.
                                                     
PABLO PARRILLA

Ayer al llegar del cole mi madre me dio una sorpresa. Nos íbamos de vacaciones a un faro. Me parecía divertido y algo diferente porque nunca había estado dentro de ninguno. Lo primero que se me vino a la cabeza fue que podía estar más cerca de las estrellas y que habría muy buenas vistas mucha paz y también tranquilidad.
Ver los barquitos navegar me produciría mucha satisfacción pero sobre todo avisarlos para que no se acercasen a las rocas y así que no hubiese colisión.
Mis padres me advirtieron de que también tenía inconvenientes. Hay muy poco espacio para vivir que te puedes despertar con el ruido del motor de las luces.