IV edición del concurso “Jóvenes y Mayores”

La Región y la Fundación Dorzán convocan la IV edición del concurso “Jóvenes y Mayores” que tiene como objetivo: - Poner en valor la relación de los niños y jóvenes con sus abuelos o las “personas mayores” de su entorno. - Concienciar y sensibilizar a los niños respecto al tema de la vejez, el cuidado y atención que precisan los mayores. - Fomentar las relaciones constantes y regulares de los niños adolescentes con las personas mayores de su familia. - Reconocer y poner en valor las buenas prácticas para la integración de las personas mayores en la familia y en la sociedad. - Concienciar a los más jóvenes de que los abuelos son una parte fundamental del núcleo familiar. - Inculcar a los más jóvenes la importancia y conveniencia de mantener estrechos lazos con sus abuelos, que además de generar estímulos muy beneficiosos para ambas partes ayudan a consolidar y fortalecer las relaciones familiares. - Fomentar la creación y expresión artística o literaria de los alumnos El tema común de

Imagina... LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD por Sara González Calviño de 4º ESO

La felicidad, ese estado emocional transitorio a la vez que ansiado por la mayoría. Un término tan abstracto como diversamente interpretable, siempre presente en la concepción de un pasado, un presente y un futuro utópicos.
Dentro de cada mente, entre las divagaciones, los sueños, las metas o incluso las decepciones, se encuentra ese instinto humano que empuja a cada quien a la búsqueda incesable de una felicidad en ocasiones, aparentemente inalcanzable. El juego del escondite podría ser la mejor de las comparaciones con esta travesía. Todos hemos sido ese niño que en un abrir y cerrar de ojos ya no estaba rodeado de sus amigos y, tras una eterna cuenta atrás que en realidad tan solo duraba unos segundos, ha tenido que buscar sin pausa a sus compañeros que, en esta metáfora se traducirían por esos a veces imperceptibles detalles que esbozan una sonrisa en el rostro.
Crecer y avanzar. Caerse y levantarse. Respirar y continuar. Con el paso del tiempo es inevitable percatarse de que lo importante no es encontrar a los amigos si no jugar. Que el valor real no está en esos instantes de felicidad, sino en con quién los compartes.
 Sara González Calviño